jueves, 9 de julio de 2015

The Most Important Place In The World - Aidan Moffat & Bill Wells

No es primera vez que Aidan Moffat (Arab Strap) y Bill Wells (Bill Wells Octet hacen música juntos. En el 2011 comenzaron su colaboración con el disco Everything's Getting Better, con el que inauguraron el premio al mejor disco escocés del año. Sí, porque son escoceses, y ya sabemos que casi todo lo que viene de allí es de calidad.

Aidan quizás también les pueda sonar por otro lado, porque si conocen a Mogwai, tendrán que saber que en su tremendo Come On Die Young hay una canción dedicada a él, Waltz for Aidan. E inlcuso ha colaborado cantando en otra de sus canciones.

Bueno, el punto es que este año decidieron volver a unir fuerzas y lanzar esta belleza de álbum. Yo no sabía que trabajaban juntos, ni que tenían un disco, nada. Los descubrí porque hace unos meses los también de Escocia y conocidos de este blog, The Twilight Sad, compartieron una nota sobre The Most Important Place In The World, etiquetándolo con puros alabos: un disco hermoso, imperdible, amado, etc. Y como yo soy una niña muy obediente, investigué, me conseguí el link y me enamoré, tal como lo hicieron ellos.

Muchos dicen que el disco debut es mejor y bueno, quizás lo es. Pero para mi, este es guapo, guapo. Desde la primera canción me enganché y es probablemente el disco que más he escuchado en lo que va del año. Para estudiar, trabajar o leer. Lo escucho para todo, es que realmente es una pequeña obra de arte. Tiene todo lo que me gusta y más.

La rudeza del acento escocés, la profunda y grave voz de Moffat, los arreglos de Wells. Las letras misteriosas, melancólicas y dulces. Piano, versos, bajo. Lo tiene todo.

Atrévase y dele una oportunidad: no se arrepentirá.

Lista de temas:

1. On The Motorway
2. VHS-C
3. Lock Up Your Lambs
4. This Dark Desire
5. The Tangle Of Us
6. Any Other Mirror
7. The Unseen Man
8. Vanilla
9. Street Pastor Colloquy, 3am
10. The Eleven Year Glitch
11. Far From You
12. We're Still Here

320 kbps|Mp3|2015|Descargar

jueves, 12 de marzo de 2015

Pond - Man It Feels Like Space Again

Pond is a band that does not rest. Their debut in 2009 has been followed up by five more albums, the most recent being 2015's Man It Feels Like Space Again. While six albums in six years isn't too mindblowing, the fact that members have been part of a slew of side projects (Tame Impala, Allbrook/Avey, Mink Mussel Creek, The Growl, three solo albums in 2014, and many more) over the years, as well as international touring as Pond and with Tame Impala for the better part of the last three years surely marks them as one of the more hard working groups in modern music.

While their motivation and work ethic hasn't changed, their music most certainly has. From their debut of a poor attempt at experimental rock, they morphed in to a worthy psychedelic rock group, leading the neo-psych movement. Their sound has evolved further on Man It Feels Like Space Again, with a clear funk influence seeping through. If their 2012 album Beard, Wives, Denim was a 'band' album, and 2013's Hobo Rocket was a guitar album, their latest album is undoubtedly a keyboard album. Most of the songs main driving force in terms of progression revolves around Jamie Terry on synth and keys, the great drumming of Jay Watson (who I assume did all the drumming in the studio, since he's done the drumming live) also is one of the highlights.

At its highest, Man It Feels Like Space Again has some of Pond's most ambitious and charming works, and at its lowest, has some of their most generic and average tracks. The opening duo of 'Waiting Around For Grace' and 'Elvis' Flaming Star' kick the album off flawlessly. The former sets the tone for the keyboards prevalence on the album, high in the mix and leading the song in the direction of it's choosing. The way in which the vocals work with the instrumentation is really magical, and it may very well be among the best songs in their discography. 'Elvis' Flaming Star' was the first single released from the new album, and despite its short running time of 3 and a half minutes, manages to seamlessly move from a fast paced psychedelic funk track to a slower, lofi folk middle section, and back out again.

The undoubted masterpiece of Man It Feels Like Space Again is the 8 and a half minute title track that closes the album. On their previous albums they've had their more intricate, abstract song to finish (Eye Pattern Blindness and Midnight Mass from their last two albums), and this is no different. The relatively lengthy (relative to the 20 minute prog epics) psych/prog suite opens with a Beatles-meets-Yes intro, which devolves in to an Olivia Tremor Control with lots of keyboards middle section of simple melodies slowly ascending that then turns into a funk Gong-esque groove, with the keyboards again coming over the top. The song morphs back in to some previous styles and moves on to some others, and is flawless from beginning to end. Easily the highlight of the album, and perhaps their finest point ever.

While those three tracks mark the highest points of the band, there is still an entire album left. These range from good funk (Outside Is The Right Side), good noisey garage rock (Heroic Shart), and decent enough psychedelic folk rock (Holding Out For You). All of these tracks on their own are good enough, but none of them strike me as extremely interesting. The downpoints of the album are surely the strangest or most bland songs, namely the space dance funk weirdness of Zond, the Jay-Watson-really-wanted-to-make-an-80s-pop-opera-track Sitting Up On Our Crane, featuring the least interesting electronic percussion I think I've ever heard, and finally the acceptable but non-inspiring Medicine Hat. Zond is just too weird and not substantial enough to warrant the left-fieldness of it. Sitting Up On Our Crane sounds too much like every track from Jay Watson's solo album from 2014, which in itself sounded like mostly very average Pond songs that didn't quite make the cut. Medicine Hat suffers the same, in that it sounds just like Joe Ryan's solo album tracks, but at least has some cool guitar work at the end.

While they don't reach the overall standard that Beard, Wives, Denim set a few years ago, they have continued to change their sound and have created what might be the highlight of their careers with the title track on Man It Feels Like Space Again. The highs are among the highest points the band has gone, and the lows aren't all that terrible either. As the band continues to grow, I hope they'll play around with even more styles, and continue to tour endlessly and release music under the seemingly dozens of side projects.


Track list:
01. Waiting Around For Grace (5:09)
02. Elvis' Flaming Star (3:25)
03. Holding Out For You (4:43)
04. Zond (4:04)
05. Heroic Shart (4:04)
06. Sitting Up On Our Crane (6:00)
07. Outside Is The Right Side (5:09)
08. Medicine Hat (4:07)
09. Man It Feels Like Space Again (8:21)


mp3 v0 - Australia - 2015


lunes, 19 de enero de 2015

Faust - Faust

In 1969, German record producer Uwe Nettelbeck was given the task of finding Germanys version of The Beatles, but for electronic music. The record company, Polydor, must have had no fucking idea what they got themselves in to with Faust. Faust were not equatable to The Beatles in any way imaginable. Faust were experimental musicians willing to break down any traditional ideas of rock music and play music they wanted to play, and it seems everyone knew this except Polydor (This 2009 BBC4 documentary 'Krautrock: The Rebirth of Germany' is well worth a watch for a pretty great history of krautrock).

Faust's 1971 self titled debut is one of the ultimate deconstructions of rock music ever recorded. The border between avant garde and rock music is pushed on this album, with nothing on this record sounding like anything before it, and certainly not like any British of American rock music. Faust had torn apart rock music, and glued it back together with an adhesive made of surrealist electronics.

Within the first minute of the opening track, Faust have already literally torn apart rock and roll, by playing fractions of The Rolling Stone's 'Satisfaction' and The Beatles' 'All You Need Is Love', and drowning them in electronics (almost laughing in the face of their recording contract only coming in to existence because of a search for The Beatles of electronic music). As old mate Scaruffi points out that British rock and roll was just American rock and roll repackaged for a different audience, Faust are essentially throwing out the old and coming in with the new (as practically every krautrock group did, which is probably the only link between any of them). On this track a Frank Zappa influence can firmly be heard. But where Zappa had a penchant for satire and not taking himself too seriously, Faust replace that with electronics and musique concrete. Piano, drums, and horns then join for a jam, with the horns taking over the roll of guitar in traditional rock music, eventually being joined by loud distorted guitar, which then plays it all again in a crazy psychedelic jam. The surrealism continues with a strange German conversation being dropped in the middle of the music. Their twisted take on minimalism is one that, even for krautrock, is out there.

Meadow Meal follows, which opens with what sounds like a duet of piano and a flute made out of a rusted pipe, one of many odd sounds. The musique concrete continues over these quirkly piano and percussion lines for a little while, until the haunting horns cut everything out, and the 'interesting' lyrics (me is a meadow meal / and the guess I get it / and the gate I get it / and the game I get it) sung so over a instrumental track which just cries of helplessness. The jam that follows it is easily the best part of the album, and the most 'rock' like thing on the album, which is saying a LOT. A huge storm over a powerful organ finishes the track, one of the few nods to classical music.

A colossal five minute jam opens Miss Fortune, one which is firmly European in mentality, and free formed rather than a progressive rock jam in a British style. It slowly morphs in to a voice chanting over a sombre piano ballad, before forming once again in to another colossal jam between piano, drums, and electronics. The album closes with a strangely haunting and surprisingly poetic little bunch of lyrics (Are we supposed to be / or not to be / said the angel / to the queen) over a simple folky guitar, not the end anyone would have expected, but after listening for the first 30 minutes, expecting anything isn't a good idea.

The surrealist collage that is Faust's debut album is one that is not beautiful in the traditional sense. And, as is the spirit of krautrock, that is the point of it. This is not rock and roll, this is not blues, this is not classical. Krautrock was made by German artists that were sick of the old way of thinking, and in the late 60s and early 70s, created this abstract, free formed music which is totally of themselves. This album is certainly not for everyone, but if you want to listen to an important point of rock music, then this is certainly one of them. Strap yourself in and enjoy.


Track list:

1. Why Don't You Eat Carrots (9:35)
2. Meadow Meal (8:05)
3. Miss Fortune (16:35)


320 kbps mp3 - Germany - 1971


omg more english! I wish I could read Spanish it looks so cool with upside down question marks

martes, 13 de enero de 2015

Congreso - El Congreso

Un par de meses atrás iba caminando por una peña folclórica junto a mi papá, mi hermano y su amigo... De esas donde venden empanadas, choripanes y vino, en septiembre. Un poco más allá en el parque estaba esta pequeña feria "artesanal" o en realidad, un montón de puestos juntos en donde la gente vende cualquier tipo de cosas. Estábamos con unos terremotos y compartiendo una nalca (con sal y merkén, como es debido) cuando empiezo a escuchar este tema de fondo... Uno de los tipos tenía un puesto de artículos antiguos: teléfonos, planchas a carbón, cámaras, y vinilos. Pasé mirando curiosa antes de que nos sentáramos cerca, pero fue cuando escuché la canción que decidí acercarme al caballero y preguntarle qué diantres estaba sonando. "Congreso", me respondió. ¿Congreso?, ¿La banda de esos tipos barbones (sin ofender, mucho respeto) que tocan música andina?, pensé, en mi gran ignorancia y -pobre- cultura popular. Sí, me dijo. El primer disco de Congreso, que habían tocado allí mismo esa tarde y que, de hecho, me perdí... gratis más encima. 

Llegué esa tarde a mi casa decidida a encontrar el bendito disco. Me sorprendió lo fácil que fue encontrarlo. Pillé este maravilloso blog, que hoy me enteré fue eliminado, llamado rockchilelatinoamerica, que pucha, los tenía entre mis favoritos. El tipo le tiraba muchas flores a este álbum, y con razón. Allí encontré otras varias joyas que espero poder subir, sin hacerle tanta justicia como ese blog acostumbraba a hacer, porque ellos sí realmente sabían de lo que estaban hablando.

En fin, este es un tremendo disco. El primero de esta ya histórica banda chilena, que es más que lo que cualquiera podría pensar. Dan ganas de mover la patita... Este es como el pasado más rockero de la banda, cosa que parece a muchos ya se les olvidó. Hasta algo de experimentación en algunos temas... Otro álbum que viene después, el 'Pájaros de Arcilla', es glorioso. Espero postearlo en un futuro cercano.

Si quieren saber más de la historia de Congreso, google pos, es re fácil. Aquí yo cumplo con compartir, y si está aquí es porque me gustaría que la gente lo escuche. Más fácil aún.

Lista de temas:

01. Maestranzas de noche 
02. Vamos andando mi amigo
03. Así serás
04. El errante
05. Has visto caer una lágrima
06. Mírate al espejo
07. Rompe tu espada, vive la vida
08. La roca
09. El Cóndor Pasa
10. Ella en todas partes
11. A.A.R.


jueves, 8 de enero de 2015

Popol Vuh - Einsjäger und Siebenjäger

Popol Vuh is a band unlike any other. The music stems from the genius mind of Florian Fricke, the only constant member of the project through its 30 year life span. Over the span of four short years (1970 to 1974), Fricke managed to create some of the most beautiful and diverse music of the era. What began as a cosmic journey to space on the first two albums - Affenstunde and In den Gärten Pharaos - by employing synthesizers and electronic effects, as was the German thing to do, quickly morphed in to the new age, acoustic experience of Hosianna Mantra. From this, Popol Vuh set out Seligpreisung, which contained 'songs', rather than long cosmic soundscapes or beautiful ethereal hymns. As the electronics were toned down for the acoustic instrumentation, those too shown less emphasis on the fifth album - Einsjäger und Siebenjäger. Here, the star of the show is the electric guitar, played on this album by Daniel Fichelscher (also providing percussion), who would later go on to play drums for another seminal krautrock group, Amon Düül II.

Einsjäger und Siebenjäger is easily the most 'rock' album they released up to this point, but still shares very little resemblance to other (at least, mainstream) rock acts of the period - take for example some 1974 hit singles like Band On The Run, You Aint Seen Nothin Yet (bbbbbbbbbbbbaby you jjjjjjust aint seen nnnnnnothin yet DOOOOO DOOOOOO), or The Joker. Then again, I doubt anyone expects a German experimental group to release pop songs. While the guitar provides most of the heart of the tracks, the other instrumentation - the drumming and of course Fricke's piano - are equally as important in making this album sound and feel how it does. Einsjäger und Siebenjäger is, above all, a blend of the Hosianna Mantra style ethereal beauty, of (other important krautrock group) Neu!'s clean electric guitar sound, and of the psychedelic acid jams of years passed.

The opening track, 'Kleiner Krieger', is a short piece of guitar, essentially acting in the same way a film would have opening credits or something like that. The meat of the album begins with 'King Minos' - opening with a huge drum and piano duet, as the guitar slowly creeps in, playing slick bluesy licks over and over. The beautiful beast keeps pulsing and slowing down and speeding up over four and a half minutes which seem to just fly by. 'Morgengruß' is a relatively short piece composed by Fichelscher, and harks back to Kleiner Krieger except with the addition of acoustic guitar. 'Würfelspiel' follows, an adds a flute to the cosmic jamming of Fichelscher and Fricke, with drumming sounding so modern it almost sounds like Gustav Ejstes of Dungen listened to this song and decided to drum like that on every album. 'Gutes Land' moves far away from rock music, and more to the works of previous Popol Vuh albums, with a 3 minute introduction of just haunting piano which is then joined for the remaining two minutes by languid drums and guitar tones.

All of that takes up only 17 minutes of this album, though it feels like much, much more. The remaining 19 minutes is devoted to the centrepiece and one of Popol Vuh's masterpieces - the title track, Einsjäger und Siebenjäger. The only track with vocals (wordless though), by Korean singer Djong Yun (who was part of the band), its length allows the three to blend together the ideas previously touched on in the album and expand them to huge extents. In all of rock music, this song is up there in terms of beauty and quality. To think that this was done by only two people playing instruments is surreal. The movements between internal sections are simply breathtaking, and there simply isn't a boring moment in this 19 minute monster. Words simply can't do it justice.

All of these songs have cinematic qualities - be them uplifting or haunting - which indeed led Fricke to compose music for a whole host of Werner Herzog's films (I think they were school friends or something, they knew each other at least), most notably 'Aguirre, the Wrath of God'. Fricke was even a film critic in his later years. Very few bands manage to jump around styles of music in such a short time, and create phenomenal works like Popol Vuh has (only really Soft Machine, Frank Zappa, and The Velvet Underground come to mind). The Popol Vuh sound is one that is truly unique.


320 kbps - mp3 - Germany - 1974 - 2004 edition, includes two bonus tracks


Ahhhhhh English!

viernes, 2 de enero de 2015

2014 II

Ehem.. continúo con los discos que he estado escuchando este año. Quizás ponga un par de canciones notables más adelante, obviamente del 2014.

Bueno, este ha sido uno de mis favoritos del año. Lo escuché con atención recién el mes pasado y lo he escuchado muchas, muchas veces desde entonces. Todo lo que sé de esta banda es que son de Estados Unidos y que tienen un disco homónimo lanzado el 2012. Lo que escuché y golpéenme si no es así... una especie de mezcla entre Sonic Youth y Yo La Tengo. Un par de canciones me recordaron mucho a esas bandas. Así que si le gustan esas dos tremendas, Posse también lo hará. Un disco ideal para el verano, viajes y paseos por ahí en la calle en su medio de trasporte favorito. Háganse un favor y póngale oreja a este pedazo de disco que nos regaló (que cliché jeje) este 2014.

Nunca he sido muy fan de la música electrónica o lo que pueda parecérsele, quizás porque muchas veces siento que todo suena igual. Sí, es un pensamiento bastante limitado, porque me estoy guiando por lo que generalmente suena en la radio, los mismos dj's mundialmente famosos, re mezclando temas absolutamente aprobados por el público una y mil veces. Pero al parecer esa es solo una parte de lo que podría ser todo este mundo. Caribou lo conocí con el disco Odessa, que me gustó bastante y hasta creo que lo postié un par de años atrás. Fue una de las pocas licencias que me di en cuanto a este género, y es quizás porque es diferente a lo que yo tenía como idea de todo esto electrónico. En realidad es harto distinto y puedo decir que en verdad me gusta. Our Love lo he disfrutado muchísimo, y bueno, ha sido bastante alabado durante los últimos meses, siendo incluido en cada lista de mejores-discos-de-2014 que ha salido en el maravilloso mundo de la inter-net. 

Y en fin, de aquí en adelante nos centraremos en Australia! Sí, porque todo lo que viene a continuación es de por allá. Spinning Top Music es el label que alberga a todos estos artistas, los mismos de Tame Impala y Pond. Así, que pucha, a mi en verdad me han tenido ocupada este año.

Creo que es el debut en solitario de Nicholas Allbrook, ex integrante de Tame Impala, actual vocalista de Pond y parte de otros varios proyectos de los cuales les estaré contando más adelante, si es que se me ocurre seguir subiendo cosas al blog. 

En fin, si lo ha escuchado en esos grupos, podrá hacerse una idea de lo que viene aquí. Un poco más
tranquilo eso sí, de lo que podrían estar imaginándose. No, no es el disco del año ni mucho menos, pero si le gusta esta onda, lo va a disfrutar, porque.. es Nick y en realidad entretiene. Yo a Nick lo encuentro como un genio: el tipo trabaja con lo que tenga al frente, le hace prácticamente a todo, en instrumentos, digo. El resto, no lo podría decir con certeza...

Joe Ryan, también integrante de Pond, se lanzó a la piscina este año y aquí está su disco debut. Como puede imaginarse, harto sonido espacial y guitarras al estilo Pond/Tame Impala. Me gustó más que el de GUM (otro integrante de Pond que sacó disco este año, a continuación), y en fin.. me saqué una foto con el tipo cuando fui a verlos al Primavera Fauna en noviembre. Intercambiamos un par de frases, nada muy comprometedor.. solo que ambos estábamos sudados al momento de la foto. Nada terrible. Espacial, eso es. Como recién bajándose de la nave. Supongo que el título lo deja entrever, ¿No? Microondas, po'. 

Como dije, este es el -otro- integrante de Pond (batería) que decidió salirse con la suya y lanzar también un álbum en solitario. Este tipo además juega con los sintetizadores en Tame Impala. Fue bastante entretenido en realidad ver cómo se intercambiaban de integrantes entre ambas bandas durante el Festival, primero verlo ahí y después con otra banda en la noche. No, con él no me saqué una foto, aunque me hubiese gustado bastante. Y sí, suena como lo que podrían esperar de estos tres últimos discos posteados, no es algo malo, por lo demás, solo que no se aleja mucho de lo que han venido haciendo con sus respectivas bandas. Ad-hoc para el verano, salir a correr o simplemente echarse a volar un ratito. 

Y finalmente, la última australiana de esta lista, también parte de Spinning Top Music (¡Hola!), Felicity Groom. Me sorprendió lo que me gustó este disco, porque el primero ya me había convencido de que valía la pena seguirla escuchado, ahora lo hizo aun más. Hungry Sky es un disco con clase, de esos que escuchas y sabes que es de calidad, que no es un experimento hecho a medias para satisfacer a la disquera. Felicity por sí sola ya tiene clase, imagínense un disco hecho por ella. Es más, 'Better Days' ha sido uno de mis temas favoritos del 2014. No pierdan de vista a esta chiquilla, que tiene harto por delante. Además este mismo disco ha sido escogido entre los mejores del año por allá, no sé donde exactamente pero créanme que lo leí. 

Los links están en los títulos y todos en calidad 320, en mega. ¿Qué mejor? Dele no más, que por ahora están arriba sin problemas.

Si le interesa ahondar más en estas bandas, puede visitar Spinning Top Music, o seguirlos en su Soundcloud, donde publican las novedades relacionadas a los mismos (sí po).

Ah, además he estado haciendo un par de listas de reproducción en Spotify, de media aburrida que estaba hace unos días. Incluye buena parte de lo que he estado posteando y escuchando últimamente. He aquí y aquí.

lunes, 22 de diciembre de 2014


Es una típica lista de fin de año, lo sé... Pero este año volví a tener esta especie de necesidad de tener que escuchar muchas, muchas cosas. Sobre todo gracias a que tuve que pasar grandes cantidades de tiempo trabajando en el computador, lo que me "obligó" buscar más y más música. Este año ha sido particularmente interesante y a continuación me propongo a compartir con ustedes, en esta primera patita, algunos discos que me gustaron, bandas que estimo y publicaron nuevo material. Ojo, no digo que sean los mejores del año, porque de esas listas ya está bastante lleno por estos días. Si usted disfrutó y sigue disfrutando de las maravillas que hemos compartido aquí (antes más gente colaboraba, ahora solo estoy yo), seguramente estará de acuerdo con que los siguientes discos son enteramente disfrutables y merecen algo más de reconocimiento.

Los enlaces están en los títulos de cada álbum, no desespere.

A este álbum le tengo especial cariño. Apenas lo escuché me encantó... tiene una especie de dulzura y frescura que hace que suene bien a cualquier hora del día o de fondo en cualquier tipo de actividad. Es un disco alegre, entretenido y redondo. Inspirado en los viajes de Erlend y bastante influenciado por su vida en Italia, tiene canciones que literalmente dan ganas de abrazar. 

Pero no solo por esa razón ubiqué Legao en el inicio de la lista, sino porque tuve el honor y la gran oportunidad de verlo dos veces cuando vino a Chile, recién no más, en Noviembre. Lo vi en el concierto que organizó la Radio Duna (mi favorita, entre otras cosas) y luego en el Festival Primavera Fauna, ese mismo fin de semana (la foto del costado la tomé en esa ocasión). Escuché el disco completo entre esos dos conciertos, y lo disfruté mucho, mucho. Bailé, canté, salté. No podía dejar de sonreír a Erlend cada vez que miraba al público. 

El otro día lo puse mientras almorzábamos y nadie pareció triste. Alégrese, vaya a dar un paseo y escuche Legao. Vaya a verlo si pasa por su país, irradia amor y buena onda. Gran, gran show.

Aquí es puro gusto personal y amor incondicional. Para mi, es un gran disco. Puede pasar desapercibido para muchos a estas alturas del año, por haber sido publicado a principios de año, aunque no tanto como, por ejemplo, Morning Phase de Beck, 

Este álbum debe ser el que más he escuchado este año, y a Mac en general. Fue mi favorito durante el Otoño e Invierno (marzo a agosto, aquí en Chile). Le di pero no saben cómo... Passing Out Pieces y Go Easy son mis absolutas favoritas del Salad Days, en donde Mac da un pasito más allá y se atreve con nuevos sonidos. Canciones cortas y bien hechas, letras simples y melodías nuevas. Sin dudas, lo mejor que ha hecho Demarco hasta ahora. Y sí, este disco debe estar en cada rincón de internet y por supuesto, en varios torrents, pero repito: esto es por puro gusto personal, y por qué no, para aportar con otro poquito más de cultura bloggera a internet.

Si no conoce a Mac (no deben ser muchos por ahí), búsquelo, pero no me hago responsable por lo que pueda encontrar en internet... solo asegúrese no tener niños cerca. Entre los conciertos, fotos circulando por la red y sus vídeos, no queda mucho a la imaginación, pero sin pensarlo dos veces y a pesar de la locura que salta a la vista, Mac es un tremendo músico que sabe muy bien lo que hace.

Este es el cuarto disco de los escoceses, viejos conocidos de este very blog. Fue escogido el mejor álbum escocés del año (en alguna lista de no recuerdo qué web), pero en fin, viene a recordarnos ese querido sonido de los Twilight Sad (y ese acento que amo más que la comida).

Al parecer con Nobody wants to... por fin están logrando el merecido reconocimiento que merecen. Participaron además en el Festival Primavera Sound de España, junto a sus amiguitos de Mogwai. En fin, más que analizarlo de principio a fin y juzgar si es bueno o malo, cosa que odio hacer, y nunca he hecho, comparto este disco por dos razones: Es una buena banda y merecen que más personas conozcan qué están haciendo. Y sí, vale la pena escuchar este grupo de canciones. Su debut fue en el 2007 con Fourteen Autumns & Fifteen Winters, el que ha formado parte de mi reproductor de música de manera ininterrumpida durante los últimos 4 años. Dele no más, haga click.

Si le gustaron, únanse al mailist en su web. Envían canciones con descarga gratuita, anuncian sus giras y envían lindos saludos a todo el mundo. Son un amor.

Ariel Pink no se caracteriza por ser un tipo tranquilo y sabio a la hora de decidir qué decir y que no. Pero a pesar de su aparente locura y desatino, no podemos dejar de reconocer que el tipo es un genio. Pom Pom parece un poquito más arreglado que sus trabajos anteriores, más bien, con mejor sonido. La misma locura y sonidos extraños eso sí, de eso no se preocupen. Liberado el pasado Noviembre no más... tuve la intención de postearlo apenas me llegó el link, pero luego lo olvidé. Pasa...

Sí, es entretenido, Sí, es Ariel. Sí, es extraño. No, no lo deje pasar. ¿Razonable, cuerdo? No. Y por eso queremos tanto a Ariel Rosenberg, porque se escapa de todo lo que tenemos establecido en nuestras pequeñas mentes sobre cómo debería ser el indie. Un disco largo, que a veces desconcierta... Irónico, irrespetuoso, dulce a ratos, estridente pero interesante.

Si es la primera vez que pretendes oírlo, no esperes poder digerirlo de inmediato. Si ya conoces a Ariel, probablemente ya tengas este disco hace rato y bueno, probablemente también te gustó. 

A ver, este disco definitivamente esta en todos lados. Temples los descubrí gracias a las siempre bonitas recomendaciones de lastfm, por bandas como Tame Impala o Unknown Mortal Orchestra. Me costó seguirla eso sí, me demoré en decidirme a aceptar la recomendación, pero finalmente lo hice. Bajé Sun Structures y lo escuché sin prestarle mucha atención en verdad. Luego, recorriendo el canal de youtube de la maravillosa KEXP, descubrí que debía volver a ponerle oído pero esta vez con más atención. 

Un par de amigos que decidieron subir vídeos a youtube mostrando lo que podían hacer con sus instrumentos. Una llamada de un interesado, grabación, álbum, fama mundial. Con su debut, estos ingleses han recorrido los más grandes festivales de Europa y algunos de Estados Unidos. Psicodelia, mis estimados. Un género que por estos días ha estado tan manoseado, estirado como un chicle por bandas que no dan con el ancho. Temples no es uno de ellos. Si bien Sun Structures no es algo que viene a revolucionar el género o traer algo completamente nuevo, tienen un largo camino por delante.

Un disco entretenido, algo exótico y que puede satisfacer esa necesidad de escuchar guitarras pasadas por una gran cantidad de pedales. Y que, bueno, me hicieron enamorarme de esa hermosa Move with the Season, que postié hace un tiempo aquí mismo.

Otros álbumes que escuché este 2014:

El segundo disco del nortamericano Blake Mills. Un amigo me envió un link a youtube con uno de sus temas y me gustó de inmediato. No por nada ha tocado con Beck, Lana del Rey y Neil Diamond. Gran guitarrista, hermosa voz, tremendas canciones. Un poquito más movido que su debut Break Mirrors, en el 2010. Ha producido, colaborado y hecho presentaciones en compañía de varios artistas, y que bueno, alguna razón tendrán para confiar en él. Y más que solo alguna además por tener el privilegio de estar en esta publicación (claro). Dele tiempo, relájese, tómese su té/café favorito, haga algo que le guste y de fondo reproduzca Heigh Ho, le va a gustar.

Este álbum lo pongo por acá porque realmente no necesita introducciones. Beck en sí no necesita introducciones, nunca. Morning Phase ha sido un poco olvidado por estas famosas listas de los discos del año, quizás por lo temprano que fue publicado a principios de año. Aun así, ha sido considerado por las más confiables, como la mismísima Radio BBC 6, responsable de hacer debuts mundiales en radio de singles... Sue de Bowie, por nombraruno... El disco es hermoso y con eso se resume todo. Como viajar, imaginar, qué se yo. Si a alguno le parece aburrido, allá su problema, yo cumplo con volver a posicionarlo en el lugar que merece, que no se les pase por alto. Y sí, es otro de los álbumes que a estas alturas esta en todos, todos lados.

Jeff Tweedy, vocalista de Wilco, agarró a su hijo y le dijo (quizás): hagamos un disco. Y lo hicieron. Y es largo, pero tiene sus momentos. Batería de Spencer (18 años no más) y Jeff ahí, con su vasta experiencia. 

Cuando el disco salió a la luz, tuve que escribir (quise escribir) en Rata.cl sobre que ya estaba disponible en streaming para que cada uno de nosotros, humanos, pudiéramos escucharlo. Y en fin, es un disco muy, muy personal. Familiar, íntimo y desgarrador a ratos. La madre y esposa de cada respectivo Tweedy fue diagnosticada de cáncer durante el proceso, por lo que las letras reflejan más o menos lo que estaban viviendo en esos momentos. New Moon es mi absoluta favorito de este largo disco, sí, 20 canciones. 

Si está familiarizado con Wilco, probablemente le guste. Si no, dele una oportunidad. Busque en Youtube algún tema y atrévase. Quizás le termine gustando.

------------ ---------------- ---------------

Eso es todo por ahora estimados. Si alguien sigue pendiente de lo que pasa o dejar de pasar en este blog (y no sea alguien que busque demandarme por derechos de autor o destruir cada link), me alegro. Creo que los blogs aun son necesarios en este mundillo del internet. Sí, es fácil encontrar un torrent con la banda más famosa del año, pero el blog es un amigo incondicional que no solo te deja el link en bandeja, sino que además es capaz de alojar opinión, y quizás de convencerte de que lo que estás a punto de descargar en tu querido computador, podría quizás cambiarte la vida (ja, no tanto en verdad), pero algún efecto podría tener.

Se vienen un par de discos más y luego un especial de ¡Australia! 

Un abrazo a todos quienes siguen por aquí.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Foxygen ...And Star Power

A esta banda llegué via Unkown Mortal Orchestra, Pond, Temples y demases. 

El tercer álbum de los californianos de Foxygen, y el más largo por lo demás, con un total de 24 tracks. No sé muy bien como describir a esta banda, porque simplemente no parece sacada de esta época. Nunca he llegado a una conclusión final, pero disfruto con ellos, tienen ese nosequé que los hace muy interesantes, pegajosos y realmente acompañan en un día caluroso... Ideal para esta época del año... Si estima conveniente puede buscar por otros lados sus anteriores trabajos, sobre todo el We Are the 21st Century Ambassadors of Peace and Magic. Pongámosle un poco de psicodelia del 2014 a esta primaver-verano!

Aquí un adelanto del disco que tocaron en la maravillosa KEXP de Seattle, un par de meses atrás. Para ese entonces estaban lanzando puras novedades sobre el ...And Star Power.

320 kbps|Mp3|2014|Descargar|Bandcamp